¿Por qué la moda del BLW se está cargando la salud de tu bebé?

Hasta hace relativamente poco ni se sabía lo que era eso de BLW (Baby Led Weaning). Este término fue dado en 2008 por la matrona y puericultora Gill Rapley en su libro traducido al español como “El niño ya come solo”. Esta corriente empezó a introducirse en España en el años 2012 y desde entonces, cada vez son más las familias que siguen este método.

El BLW es un método de alimentación complementaria donde el bebé inicia la introducción de otros alimentos diferentes a la leche (materna o de fórmula) por sí mismo; guiado por sus señales de hambre y saciedad, por sus gustos y sus necesidades. Este método presenta varios beneficios frente al método tradicional de alimentación con papillas:

  • Ayuda al bebé a desarrollar la psicomotricidad fina 
  • Permite al bebé aprender las textura, colores, sabores, peso y demás características de los alimentos
  • Desarrolla su capacidad de autorregulación siendo él el que establece la cantidad que necesita de cada nutriente en cada momento
  • Crea una relación sana con la comida y un mayor disfrute de toda la familia a la hora de comer
  • Es más cómodo (los bebés pueden comer en cualquier casa, restaurante u otros lugares prácticamente la misma comida que el resto de la familia)
  • Es más económico para las familias el no tener que comprar productos (insanos muchos de ellos) especiales para bebés.
  • Previene patologías como la obesidad, síndromes metabólicos y ciertos tipos de cáncer relacionados con la mala alimentación.
  • Fomenta la conexión social y la regulación emocional evitando síndromes tan enquistados en nuestra sociedad como el hambre emocional o el síndrome del plato vacío
  • Podría continuar, porque la lista es muy larga.
blw, bebe

Soy fisiopediatra formada en BLW desde 2015 y practicante como madre desde ese mismo año. He acompañado a cientos de familias en esta transición alimentaria de sus bebés y cada vez me siento más distanciada del BLW, un método que en origen es maravilloso, pero que actualmente está totalmente deformado.

Cada vez son más las personas que se dedican a asesorar sobre alimentación infantil: con minicursos, en RRSS, ect… tras haber realizado una formación muy básica sobre este método pero careciendo en muchas ocasiones de los conocimientos  necesarios en el campo de la pediatría. Esto es lo que hace que acabemos viendo recomendaciones absurdas y que para nada fomentan el desarrollo ni la salud de nuestros hijos, que sería el fin principal del método BLW. 

En los últimos años, y más especialmente tras la pandemia, las familias recurren a las RRSS como fuente de información y lo que se encuentran ahí es un método de introducción de la alimentación complementaria que nada tiene que ver con el método original.

Es muy frecuente encontrar recetas de muffins, tortitas, bastoncitos, comidas con formitas y adornitos en platitos muy chic. Son fotos muy bonitas e ideas muy chulas que meten a las familias (normalmente a las madres) en la cocina durante horas a cocinar para el bebé.

¿En serio creemos que eso va enseñar a comer a un bebé y ayudarle en su desarrollo psicomotor y físico?

La forma en la que actualmente se entiende el método BLW viene a ser algo así como “dar papillas con forma de bastones”: se presentan al bebé alimentos mezclados, con un aspecto y una textura muy similar, normalmente esa textura es demasiado blanda y muchas familias se quedan atascadas en ese punto durante meses (o incluso años).

¿Cuál es la diferencia entre dar papillas de forma respetuosa y hacer este BLW “chachiguay”? que en un caso nosotros le damos el alimento y en el otro el bebé lo coge, pero a nivel de desarrollo orofacial y sensorial apenas hay diferencias.

Cuando imparto las formaciones sobre BLW siempre tengo que explicar a las familias que lo que van a oír  va a chocar mucho con sus ideas sobre alimentación complementaria. En algunas ocasiones porque traen la idea “de toda la vida” de las papillas pero cada vez más porque ya se han informado sobre BLW y lo que traen son un montón de ideas erróneas que es preciso desmontar.

Y aunque esto nos lleva cierto tiempo al inicio de la clase,  lo bueno es que las familias una vez que lo comprenden y conocen a su bebé, los beneficios que obtienen son muy positivos:

  • Adquieren seguridad al entender el proceso y el desarrollo de sus bebés
  • Ganan tiempo al no tener que preparar recetas especiales para el bebé
  • Empiezan a hacer las cosas con más sentido y empiezan a ofrecer a sus bebés una alimentación que si les ayuda a construirse.
  • Aprenden a detectar señales de alerta
  • Ahorran dinero en la cesta de la compra
  • Ayudan a sus bebés a establecer hábitos saludables que les acompañarán toda la vida
blw, bebe

¿Qué es entonces BLW?

Podría resumirse como un método para introducir alimentos nuevos en la dieta del bebé (siempre mayor de 6 meses y cumpliendo los requisitos básicos para la alimentación complementaria) con sentido común, entendiendo a nuestro bebé, respetando sus ritmos y no haciendo intervenciones innecesarias, ni disfrazando comidas. Es en definitiva, permitir al bebé descubrir los alimentos y decidir qué quiere hacer con ellos.

Veo cada vez más niños “mayores” (3,4,5 años) con el desarrollo orofacial de un bebé:

  • Musculatura que funciona a medio gas
  • Con huesos de la cara que no crecen lo que debieran y alteran la dentición, la respiración, la fonación y la postura
  • Familias muy frustradas porque creían que lo estaban haciendo bien al hacer BLW.

Muchas veces no hay ninguna razón física que justifique este escaso desarrollo estructural y funcional de la boca y la cara; y es preciso explicar a las familias que el “BLW” que estaban haciendo, es en realidad una versión muy distorsionada de lo que debería haber sido.

¿Son las familias las culpables?

Evidentemente no, pues la gran mayoría han hecho formaciones en BLW antes de hacerlo. Han invertido tiempo, dinero y energía en prepararse, pero les han contado “la película del BLW”.

Pido responsabilidad a las personas que asesoran a las familias. Los consejos en pediatría influyen de forma muy intensa en la salud y en la construcción física de los bebés y los niños. Esto es una grandísima responsabilidad que no debe tomarse a la ligera.

Una vez más, por favor, revisemos si tenemos los conocimientos suficientes. No se trata sólo de comer, se trata de nutrir y de ayudar a desarrollarse a una personita que está en construcción.

Comparte si te ha gustado

2 comentarios en “¿Por qué la moda del BLW se está cargando la salud de tu bebé?”

  1. Psicóloga Olalla Guimarey

    Gracias Laura,
    muy interesante lo que compartes del BLW (y de lo que se está convirtiendo en redes!) como todo con sentidiño, de forma evolutiva ¡y con guías sólidas!

    Abrazos y enhorabuena por este espacio que está ayudando a tantas familias

    1. Muchas gracias. Se trata de compartir información y que llegue a cuantas más familias mejor para que los bebés pueden desarrollarse en plenitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • Información base sobre privacidad:

 

    • Responsable: Laura Álvarez Paz

 

    • Fin del tratamiento: Moderación de comentarios para evitar spam

 

    • Legitimación: Tu consentimiento

 

    • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal

 

    Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

EL NIDO:

La guía que toda embarazada necesita

Lo que debes saber antes de que nazca tu bebé

Descarga el Ebook gratuito

Responsable: Laura Álvarez Paz Finalidad: suscripción a la newsletter. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: Active Campaign. Duración: hasta anulación.

Ir arriba