¿Cuántas ecografías son necesarias en el embarazo?

La ecografía es la prueba de imagen por excelencia para el seguimiento del embarazo. Esta prueba debe estar realizada por un/una ginecólog@ pues es el/la únic@ profesional sanitario cualificado para realizar e interpretar correctamente una ecografía obstétrica.

La utilización de ultrasonidos en el campo de la medicina es relativamente reciente, se remonta a mediados del S. XX. Empezó a utilizarse en el embarazo en 1959 cuando Ian Donald logró ver por primera vez la imagen de un feto a través de ultrasonido. Desde entonces ya no se concibe el seguimiento del embarazo sin esta prueba de imagen.

La utilización protocolaria de las ecografías en el seguimiento de los embarazos trajo consigo muchas ventajas:

  • Detectar anomalías en el embarazo y poder ponerle solución
  • Dan seguridad a las familias cuando todo está bien
  • Saber el peso y la talla estimada del bebé
  • Valorar la forma y la presencia de los órganos y estructuras corporales
  • Saber el sexo del bebé

¿Cuántas ECOS son recomendables en el embarazo? Pues en España, La Seguridad Social cubre tres ecografías 2D repartidas a lo largo del embarazo.

La primera ECO se realiza en la semana 12. Puede hacerse por vía vaginal o abdominal según la posición del bebé. La finalidad de esta ecografía es:

  • Ver que el bebé esté correctamente implantado dentro del útero materno y descartar que se trate de un embarazo ectópico (fuera del útero).
  • Detectar el latido cardiaco del bebé y ver su Frecuencia Cardiaca
  • Comprobar que el tamaño del bebé corresponde con las semanas de embarazo y permite también establecer una FPP (fecha probable de parto)
  • Saber si hay un bebé o hay más de uno
  • Detectar si hay alguna alteración morfológica grave en el bebé

La segunda ECO se realiza en la semana 20 y se conoce como la ECO morfológica, suele durar más que la anterior (en torno a media hora). En ella se valora:

  • Estado de salud general del bebé
  • Si la familia desea saber el sexo aquí habitualmente ya se ve
  • La cantidad de líquido amniótico
  • Se valoran los movimientos del bebé
  • Se valora la forma de los órganos y se descartan anomalías cardiacas, cerebrales… Es posible en esta eco detectar también problemas posturales como pies zambos o estructurales como la fisura palatina.

La ECO del tercer trimestre se suele realizar en torno a la semana 32 de gestación. El objetivo principal de esta ecografía es:

  • Valorar la posición del bebé
  • Verificar el estado de la placenta y la cantidad de líquido amniótico
  • Hacer una valoración aproximada del peso del bebé

¿Son necesarias más ecografías? Pues en un embarazo sano lo cierto es que no. Estas tres revisiones con ECO son más que suficientes para saber que el bebé se encuentra bien y que el embarazo sigue su evolución natural.

Actualmente es muy frecuente que las embarazadas, además de a las revisiones en la sanidad pública, acudan también a revisiones privadas haciendo un doble seguimiento del embarazo. Como mínimo van a realizar otras tres ECOs más de control.

En las clínicas privadas suelen dar, cada vez con más frecuencia y a precios más bajos, la opción de realizar a mayores ecografías en 3 dimensiones: Las ECOs 4D y 5D. Estas ecografías permiten una imagen en volumen del bebé muy diferente a la imagen plana en blanco y negro de las ecografías tradicionales en 2 dimensiones.

¿Sabes las diferencias entre ambas?

Pues la nitidez de la imagen. Las ECOs 5D tienen un color más parecido a la realidad y los bebés ya no parecen seres de otro mundo con ese color anaranjado característico de las 4D. Además los ecógrafos 5D permiten mayor resolución que las 4D y por lo tanto una imagen mejor definida.

Tanto las 4D como las 5D, al registrar las imágenes del feto en vídeo, permiten pausar, rebobinar y poner la secuencia en cámara lenta. Esto permite ver muy bien algunas zonas del corazón.

Las ECOs 5D suelen ser más caras que las 4D y estás más caras que las ECOS en 2D.

¿Y qué es esa ecografía último modelo llamada ecografía emocional?

Pues es una ecografía 3D de larga duración donde podréis observar al bebé dentro del útero moverse en función de diferentes estímulos:

– Comidas dulces, picantes

– Voces

– Música

– Golpecitos en la barriga…

Y cuyos beneficios para las familias son el poder ver al bebé, conectar con él, detectar los parecidos, vincularse, enseñarle el vídeo a la familia para que conozcan al bebé antes de que nazca…

Y las preguntas que hoy os quiero lanzar son las siguientes:

¿Realmente necesitamos ver a nuestro bebé durante el embarazo para vincularnos con él?

¿Es importante que toda la familia vea al bebé dentro del útero?

¿Mejora de alguna manera su salud al ser observado en el vientre materno respondiendo a estímulos que ni siquiera sabemos si le resultan agradables?

Los bebés utilizan la succión como principal vía para calmarse, los bebés muy frecuentemente succionan su pulgar durante las ecografías y la manipulación que que en ese momento se realiza del vientre materno…¿por qué razón están necesitando calmarse los bebés durante las ECOs?

¿Y si no les resulta del todo agradable la experiencia?

¿Quién necesita esa ECO, mamá, papá, familia… o la necesita el bebé?

No puedo decirte lo que siente un bebé durante una ecografía porque realmente no lo sé, tan sólo te puedo contar lo que he podido observar viendo vídeos de bebés en el útero: señales claras de estrés. Pero realmente la emoción que está viviendo y cómo eso puede afectarle es todavía un misterio. Lo que está claro es que no es un momento de placer y disfrute para el bebé cuando el abdomen es manipulado bruscamente o cuando de alguna manera se invade su espacio íntimo.

Si fuese importante que las madres y los padres viesen a sus bebés dentro del útero para poder así vincularse con ellos, estoy casi segura que hace bastantes años que las barrigas de las embarazadas serían transparentes.

Creo que con la maternidad se está perdiendo el sentido común.

En lugar de destinar el dinero a lo que realmente es importante para la salud de la madre y la del bebé, para su tranquilidad y su bienestar, estamos consumiendo productos y cubriendo unas necesidades que de alguna manera la industria nos ha creado y hemos aceptado como nuestras.

Comparte si te ha gustado

10 comentarios en “¿Cuántas ecografías son necesarias en el embarazo?”

  1. Creo que es una opinión sin base científica alguna, y por ello puede ser acertada o distar mucho de la realidad… Aunque tus artículos suelen ser muy instructivos, en este caso he de o decir que esta opinión tan subjetiva no informa en absoluto. Un saludo

    1. Me gustaría saber a que te refieres exactamente con que carece de base científica. No se si te refieres a las señales de estrés del bebé (algo que está bastante estudiado) o a qué en concreto. Y es un artículo reflexivo (creo que queda bastante claro), no de información. Ester, me gustaría entender más esta afirmación tuya. Gracias por el comentario.

  2. Totalmente de acuerdo contigo Laura!!
    En torno al embarazo, bebé y maternidad hay muchas cosas innecesarias y mucho merchandising… y muchas veces nos olvidamos de qué es lo realmente importante y esencial que es conectar con nuestros bebés, darles amor y calma, no generarles estrés…
    Gracias por compartir y divulgar!

    1. Eso es. Hay tantas cosas que si le damos una vuelta la ficha cae sóla… Un abrazo bonita, gracias por tu comentario

  3. Que interesante. Nunca creí que los pequeños pudieran sentir malestar durante los ultrasonidos. Pero me tiene todo el sentido.
    Con la ilusión que me hizo a mi la de 4D …

    1. Creo que no nos dan mucho pie a usar el sentido común y a reflexionar. Hay tantísimas cosas que hacemos como ovejas porque es lo que nos dicen, lo que nos aconsejan… Y tampoco es algo garrafal, pero me gustaría llamar a la reflexión, a que cuestionemos ciertas prácticas protocolarias y que al menos por un momentos hagamos el ejercicio de empatizar más con los bebés, no verlos como viajeros silenciosos que ni sienten ni comunican… Un abrazo Aly

  4. No estoy de acuerdo del todo. La ecografía es una tecnología relativamente sencilla y que permitió y permite mejorar los diagnósticos. Simplemente para un tratamiento de fertilidad necesitan ir haciendo ecografías para observar la evolución del endometrio, los folículos que maduran, etc. Después de someterme a la punción ovárica (en la que también se utiliza un aparato ecográfico) y a varias transferencias embrionarias, (también guiadas por ecografía), tuve una amenaza de aborto en la semana sexta de embarazo. El hematoma fue detectado también a través de una ecografía. El seguimiento de la evolución del hematoma retrocorial tuvo que realizarse por medio de ecografía (ahí también veíamos al pequeño embrión ir tomando aspecto humano). Cuando existen riesgos, cada cinco semanas te van realizando ecografía y luego, además de ello, monitores.

    1. Exactamente para eso es la ECO. Es una prueba médica que ha permitido un seguimiento sencillo, barato y eficaz del embarazo y que en cuando es necesaria es maravillosa. Pero nada tiene que ver con ECOs “lúdicas”. Y cuando los embarazos conllevan algún tipo de riesgo para la mamá o el bebé benditas ecografías. Pero no es de esas ecografías de las que hablo en el artículo. Las ECOS sanitarias necesarias y realizadas por MÉDIC@S son un gran avance. El merchandising del embarazo es lo que me parece un sin sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • Información base sobre privacidad:

 

    • Responsable: Laura Álvarez Paz

 

    • Fin del tratamiento: Moderación de comentarios para evitar spam

 

    • Legitimación: Tu consentimiento

 

    • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal

 

    Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

EL NIDO:

La guía que toda embarazada necesita

Lo que debes saber antes de que nazca tu bebé

Descarga el Ebook gratuito

Responsable: Laura Álvarez Paz Finalidad: suscripción a la newsletter. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: Active Campaign. Duración: hasta anulación.

Ir arriba